sin motivo

El otro día mirandome a los ojos me decías, han pasado seis años desde aquel uno de septiembre en que nos conocimos en el parking de uno de los edificios mas altos de aqui, te invite a un café y desde entonces somos como almas gemelas nos queremos sin saber el porqué, mas tarde hicimos un pacto y lo estamos cumpliendo yo se que tu no lo romperas y tu sabes que yo tampoco. A veces andamos en la cuerda floja yo mas que tu, otras en la cruda realidad, pero todo esto hace mas emocionante nuestra amistad confidencia y algo mas.
Quiero saber porqué te quiero y por mucho que lo pienso no encuentro el porqué. Y te conteste yo tampoco lo se.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a sin motivo

  1. Alan Rulf dijo:

    ¿Por qué se quiere? Cuando se quiere de verdad, no hay un porqué. Si lo hay, no es amor.

    Saludos.

  2. paloma dijo:

    Bueno, yo creo saberlo. Por qué hay química.
    Por qué algunas personas nos atraen y otras nos resultan absolutamente indiferentes? ¿Por qué surge el romance y la pasión en unas ocasiones y en otras no se produce por más que nos parezca atractiva? La respuesta a todas esas preguntas se llama QUÍMICA. La química se da o no se da. Es así de simple y así de crudo como suena. Muchas veces lo hemos vivido en carne propia o seguramente lo hemos escuchado de otras personas: “Ayer conocí a una persona encantadora, súper agradable, bonita, inteligente y culta….pero no sé….no hicimos “click”…. Ese click, que comúnmente llamamos química es la que hará la diferencia al final del día; te puede llevar a los niveles de amor y pasión que nunca imaginaste con esa persona o te puede hacer abandonar la batalla en el primer encuentro.
    Palabra con fuerza
    QUÍ-MI-CA es una palabra que con sólo tres sílabas logra tener más fuerza y más peso que muchos otros factores que consideramos de la otra persona como romanticismo, masculinidad, feminidad, inteligencia, armonía, sentimentalismo, etc. Los especialistas la definen de diferentes formas, algunos como “expresión sublime de amor, atracción o deseo”; otros como “las feromonas que conectan a las personas con las reacciones fisiológicas”; o “estado altísimo de elevación donde los cuerpos emanan hormonas y químicos”; por mencionar algunos.
    Lo cierto es que cualquiera que sea su definición más acertada; las famosas feromonas parecen tener parte importante de culpa en que nos volvamos locas por ciertas personas. La química se manifiesta de manera abstracta; a través del olor propio de la persona, del tacto, de su sudor; y lo más curioso es que no tiene nada que ver con la higiene o hábitos de limpieza de la persona; para cada quien hay un sabor y un olor: agridulce, salado, ácido; sea cual sea, nos atrae y punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s