Objetivo

Estoy agotada después de la larga y costosa subida a la cima y sentada al borde del precipicio siento el vació bajo mis pies, intento agudizar la vista y tan solo distingo la bruma, siento un cosquilleo en el estomago y un ligero mareo al ver la distancia que hay hasta el fondo del valle donde se presume el bullicio al incorporarme para seguir el camino tengo que ir con la mirada fija en el suelo para ver donde piso aunque no puedo resistirme y una y otra vez tengo que levantarla, para ver a lo lejos el mar que tanto me atrae es una vista impresionante,  el resto parece no darse cuenta de lo maravillo que es contemplarlo desde esa altura, me siento al borde del camino para reponer fuerzas y poder recrearme con la vista, pasados unos minutos me incorporo a la senda que bordeando la montaña me conduce al lugar de partida, llegado a un punto en el que ya no puedo mas no se si tomar el atajo de la derecha para llegar mas rápido, se que es mas peligroso y cansado, pero me dejo arrastrar por los demás que me guían por la senda marcada. Se que no debo alejarme del grupo.

La bruma sigue ahí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Objetivo

  1. Alan Rulf dijo:

    La bruma sigue ahí, pero no sólo en la atmósfera. Estás abrumada, confusa, no quieres pensar, casi no quieres ni ser… Necesitas descansar.

    Es lo que ocurre muchas veces cuando consigues tu objetivo. Tras la lógica alegría te queda la sensación de ¿y ahora qué? ¿De vuelta a lo normal?

    Muy bonito. Saludos.

  2. Ana dijo:

    Llegados a ese punto yo tomaria el camino peligroso. No se trata de seguir al grupo por inercia, se trata de vivir y experimentar y si te pierdes, siempre se encuentra un nuevo camino que conduce arriba.
    Creo que llega un momento en que lo sensato es pensar por uno mismo y no por los demás,que llegados el caso tomarán sus caminos y te dejaran sola en esa cima.
    Un beso

  3. paloma dijo:

    Preciosos pensamientos y magnificos comentários.
    Te dejo un beso.

  4. Ana dijo:

    Me recuerda a una entrada que he escrito hace poco “El camino de la vida”. Todos debemos continuar por él sea tortuoso o no. Y llegar a la meta lo menos magullados posible.
    Chao
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s